DRM de Adobe: leer debería poder ser más que simplemente leer

DRMEn lo que va de 2013 he leído 8 libros, todos en formato electrónico. De ellos, 7 los he leído en la aplicación Kindle para iPad y el otro en la aplicación de Edi.cat.

La experiencia de lectura en Kindle siempre es buena, porque además de leer puedo marcar páginas, subrayar pasajes, consultar palabras en el diccionario simplemente marcándolas en el lector, compartir fragmentos en redes sociales… y al terminar el libro puedo recuperar con muy poco esfuerzo todo lo que he subrayado y trabajarlo por otro lado (guardarlo, completarlo, reelaborarlo junto a otro material, etc.). Además, si lo tengo activado en más de un dispositivo todo lo que hago en torno al libro se sincroniza; así que puedo empezar en el iPad y seguir en el ordenador, y después en el teléfono… sin perder el hilo de nada.

En Edi.cat no puedo hacer nada de eso. No hay opción para subrayar, ni diccionario, ni soñar con tener un botón para compartir una sola palabra del libro en cuestión… y de exportar alguna nota ni hablamos. Por no poder, ni siquiera puedo dejar de leer y quedarme tranquilo sabiendo que cuando retome el libro podré continuar leyendo desde el punto en que lo dejé: al contrario, la aplicación me devuelve casi siempre al punto de inicio y tengo que acordarme yo de la página exacta y acceder a ella para continuar (y eso que, por fortuna, al menos el sumario del libro está hecho en forma de enlaces y no tengo que llegar a la página en cuestión pasando una a una hasta donde corresponda).

El caso es que ya intuía que no iba a disfrutar plenamente la lectura del libro que he leído en Edi.cat, pero solo estaba disponible allí bajo el DRM de Adobe. El año pasado leí otro libro que usa el mismo sistema (creo que ese lo compré en Todoebook) y después de la mala experiencia tomé la decisión de no volver a cometer ese error. Así que mi dilema estaba entre desautorizarme o renunciar a leer el libro… y al final decidí dar otra oportunidad al DRM de Adobe porque la obra en cuestión me resultaba muy apetitosa.

Al final, pues, siento que debí haberme mantenido firme porque no he disfrutado el libro tanto como hubiera podido. El contenido estaba bien y eso es lo que me llevo, pero… me he tenido que limitar a leer y con los libros me gusta ir mucho más allá. Lástima.

Nota: la imagen que ilustra este post es de Paul Downey.

Anuncios

2 comentarios en “DRM de Adobe: leer debería poder ser más que simplemente leer

  1. Javi:

    para matizar un poco. Las apps Kinlde tienen su DRM y esta se hizo famoso por borrar de un plumazo la obra 1984 de todos los dispositivos. Y no siempre se puede “copiar y pegar a un ebooks Kindle con DRM.

    Acuerdo que ofrece un mejor servicio digital y por eso uno paga un mejor servicio (“Kindle” es un producto más del gigante Amazon y tiene espaldas para moverse en este mercado) que las demás editoras digitales que nombraste. En mi caso te puedo decir que Telefónica tiene su plataforma de ebooks también con Adobe. Pero si quieren seguir haciendo negocio van a tener que agiornarse y cambiar del Adobe o hacerle mejoras en sus propias aplicaciones. Esto como experiencia lectora para mí también es preocupante.

    No estamos hablando solamente de una cuestión de tecnología, sino de ideología y prejuicio. Porque el que se dedica a la edición de ebooks tiene que tener en cuenta la experiencia lectora. Es como las colecciones de libros impresos con letra pequeña y mal diseño. Y pasa como a vos, te seduce el título porque en Amazon los ebooks son mayoría en inglés y no en español. A medida que seamos más podríamos reclamar por mejores servicios.

    Vamos a una anécdota que nunca conté hasta ahora, jeje. En una conversación que tuve con un el resposable de una editorial bibliotecológica mientras le mostraba la lectura en un Ipad me puso al tanto de esto. Quizás mi inocencia al mostrarle un archivo epub donde podía copiar y pegar el texto desde la aplicación ibooks. El tipo se horrorizó ante esa posiblidad. Me dijo que por eso no publica “libros electrónicos”. Cualquiera se puede copiar así toda una obra y difundirla por internet. Y creo que ese es el punto que caen en el DRM de Adobe, pero “joden” la experiencia lectora y estos libros a veces cuestan lo mismo que en Amazon.

    Seguimos

    @fggutierrez

    Me gusta

  2. Fernando,

    Todo lo que dices es verdad, pero tengo que contradecirte: mi post solo habla de experiencia lectora 😉

    Ciertamente, estoy en contra de cualquier tipo de DRM. Pero no me interesaba tanto eso como las posibilidades a la hora de leer. De todos modos aprovecho para aclarar que no todo lo que leo en Kindle lo compro en Amazon, pero mucha cosa la convierto a .mobi justamente porque me encanta ese lector.

    Gracias por comentar. Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s