Viaje a México: una semana bastante completa

En junio estuve una semana en Ciudad de México impartiendo una nueva edición del taller Bibliotecas en el mundo digital. Se trata de un peldaño más en el bonito proyecto que me ha llevado varias veces a Latinoamérica en los últimos tiempos. No quiero repetirme explicando de nuevo en qué consiste el proyecto, si no lo sabes y te interesa te invito a leerlo en el post que publiqué a propósito de la edición en Perú.

Como en todas las ediciones hasta ahora, el taller salió muy bien y pudimos conocer a un gran grupo de profesionales. Ayer mismo entregamos el informe de docencia a los organizadores y hemos incluido propuestas de mejora, algunas creemos que bastante ambiciosas. Como siempre, un placer también compartir experiencia con Fernando.

Ciudad de México | UNAM | Participantes en el taller "Bibliotecas en el mundo digital"
Participantes delante de un mural, en la UNAM

En estos viajes la mayor parte del tiempo se pasa trabajando y recuperando el cuerpo después de un viaje largo y cansado. No obstante, hay algunos espacios libres que hay que intentar aprovechar al máximo.

Semanas antes del viaje estuve mirando si por casualidad encontraba alguna convocatoria de carrera o caminata que coincidiera con alguno de los momentos libres, y encontré una ocasión ideal justo para la mañana siguiente a mi llegada: la 6a Carrera Aquí Nadie se Rinde. Se celebraba solo 12 horas después de mi llegada al país (viaje eterno + cambio horario), pero me gustó porque el recorrido parecía bonito, terminaba en el Estadio Olímpico y encima estaba organizada por una asociación que lucha contra el cáncer infantil. Así que me animé y me inscribí a la modalidad de 5 kilómetros por prudencia, ya que no sabía si los 2300 metros de altitud de México DF me iban a pasar factura.

6a Carrera Aquí Nadie se Rinde (Ciudad de México)
En el Estadio Olímpico, después de la llegada

Al final corrí sin problemas por la altitud ni por el cansancio (por la tarde ya me costó algo más mantenerme despierto), y tampoco tuve demasiado dolor en una fisura que me hice en un dedo del pie pocos días antes del viaje. Respecto a la carrera, quiero agradecer a los organizadores el trato que me dieron, ya que cuando se enteraron de que iba a participar siendo de tan lejos quisieron conocerme para agradecérmelo (no hacia falta, pero es un bonito detalle) y para explicarme su trabajo (mucho, y valioso). También en este punto envío un abrazo y agradezco especialmente toda la ayuda y atención prestada a Saúl Equihua, quien me hizo el favor sin conocerme de realizar las gestiones presenciales obligatorias antes de la carrera, y después se preocupó en todo momento de cómo nos iba la semana para finalizar llevándonos de turismo el último día antes del regreso.

6a Carrera Aquí Nadie se Rinde
Con Saúl y con Karla.Ambos corrieron conmigo

En el apartado turístico, muy contento de haber podido visitar las Pirámides de Teotihuacan y de haber podido subir hasta lo más alto de la Pirámide del Sol y, parcialmente, a la de la Luna (no te dejan hasta arriba). El lugar es enorme y merece mucho la pena, pero un consejo: no llevéis la cabeza descubierta, especialmente si no tenéis pelo como es mi caso 🙂

Teotihuacan | Pirámide del Sol y Calzada de los Muertos
Pirámide del Sol y Calzada de los Muertos

Ya en un plano más festivo, tuvimos la oportunidad de disfrutar de una agradable cena con mariachis con algunos compañeros de profesión que viven en el DF e, inevitablemente, de tomar tequila (solo un chupito, aquí somos gente comedida ;-).

Para terminar comento el apartado gastronómico de la semana porque, sin estar en el guión previo al viaje, se convirtió en una experiencia bastante rompedora para mi. Y es que, dejando de lado el tema del picante, que es una constante en México a la cual no es fácil escapar, el viaje me sirvió para probar gusanos y saltamontes (chapulines, se llaman allí). Prejuicios aparte, que los tenía, la verdad es que no están mal y de entre los dos creo que me quedaría con los gusanos. A ver si tengo tiempo pronto de escribir las reseñas en Mover el Bigote.

México | Cena con mariachis
Posando con Rosita (nombre inventado) después de la cena

México | Gusanos de Maguey
Gusanos de Maguey

México | Chapulines
Chapulines y yo

Creo que solo me faltó vivir un terremoto, pero para eso no tengo ninguna prisa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s