Desplazando el bibliocentrismo: 7 ideas para usar Youtube en la biblioteca

Nota: texto escrito para el Grupo Thinkepi y publicado originalmente en la lista IweTel. La intención es provocar reflexión y debate, así que cualquier comentario al respecto será muy bienvenido.

La plataforma Youtube es el tercer espacio de internet más popular del mundo por detrás de Google y Facebook y es el sitio web preferido por la mitad de los adolescentes. Tiene más de mil millones de usuarios que cada día ven (vemos) cientos de millones de horas de video sumadas a partir de los miles de millones de visualizaciones. Las estadísticas de uso superan cada mes en más del 50% a las del mismo mes del año anterior. Por otro lado, muchos de esos usuarios son (somos) al mismo tiempo productores de contenido, lo que lleva a  que durante cada minuto del día se suban a Youtube 300 horas de video. Es decir, 18.000 unidades de tiempo por cada unidad transcurrida.

Teniendo en cuenta los compañeros de podio de Youtube y sabiendo que el punto fuerte de Facebook no es precisamente la recuperación de contenidos, podemos afirmar que Youtube es el segundo motor de búsqueda del mundo (solamente después de Google). Hoy en día, ante necesidades de información, cada vez más gente busca respuestas en video… y las encuentra. Algunos ejemplos:

Podría seguir indefinidamente, pero creo que como muestra está bien. Cualquiera que use la plataforma sabe que allí se puede encontrar todo tipo de contenido.

En este texto me centro en Youtube, pero no se debe dejar de tener en cuenta que existen otros actores en el mercado del video en internet. Por ejemplo, hay herramientas de similar concepto como Vimeo o Dailymotion, y también otras plataformas sociales que sin estar centradas en el video apuestan fuertemente por él (sería el caso de Instagram o incluso de Twitter, que recientemente ha añadido la posibilidad de publicarlos desde su aplicación móvil); por otro lado, hay aplicaciones como Vine que están específicamente centradas en la publicación de pequeños clips. Para finalizar, incluso en Facebook este formato es cada vez más importante.

Entrevista en video #ifn
Entrevista al bibliotecario Alfredo Rosales en la Biblioteca Nacional del Perú

 

A la vista de todo lo dicho, es evidente que el video genera interés entre los internautas, que la estrella en este momento es Youtube y que cualquiera que trabaje intensamente con contenidos (como hace la biblioteca) debería intentar aprovechar todas las posibilidades de este formato y lugar. En primer lugar, incorporando el recurso como fuente de información para solucionar las dudas de los usuarios (o para realizar recopilatorios sobre temas diversos, por ejemplo). En segundo lugar, y es en lo que quiero centrarme, en tanto que creador y distribuidor de contenidos propios. La pregunta en este sentido es: ¿qué papel de esta obra están interpretando las bibliotecas? La respuesta, en general, es que casi siempre son meras espectadoras, en algunas ocasiones actúan como extras, a veces se apuntan a algún papel de actor de reparto y solamente en casos puntuales actúan como verdaderos actores protagonistas. Decía Paula L. Webb en su artículo YouTube and libraries: It could be a beautiful relationship que YouTube is a social software application that could radically change how we look at library instruction and training . . . if we let it. Esa afirmación es de 2007, y me atrevo a decir que en general ocho años después seguimos anclados en el could be.

Sin embargo, sería injusto no reconocer que en muchas bibliotecas sí se está usando Youtube y en algunos casos de forma satisfactoria. A continuación expongo algunos ejemplos de videos, la mayoría de ellos identificados durante un trabajo de benchmarking sobre usos de medios sociales que realicé el año pasado para el Servei de Biblioteques de la Generalitat de Catalunya (quienes, por cierto, tienen su propio canal). Por supuesto no es una recopilación exhaustiva, pero creo que es válida para realizar una aproximación general al tipo de videos que se está realizando:

En mi opinión, todos los ejemplos mostrados pueden ser considerados como buenos usos de Youtube desde la biblioteca. Es decir, creo que hay que hacer esas cosas y quisiera que todas las bibliotecas se animaran a hacerlo. Sin embargo me parece que limitarse a ellos no explora todas las posibilidades existentes, así que me gustaría sugerir algunas ideas complementarias para vuestra consideración. Se trata de una lista abierta que sería fantástico que mucha gente se animará a completar con nuevas ideas (quizá algunas en funcionamiento y que yo no conozco):

  1. Videos sobre el entorno. Sobre todo en una biblioteca pública, creo que colaborar en acercar el territorio a sus habitantes debe formar parte de los objetivos.
  2. Videos regulares con una agenda de actividades de interés para la comunidad (tanto los que organiza la biblioteca como los que organizan otras entidades).
  3. Entrevistas. Una biblioteca pública puede entrevistar a autores (locales o no), a responsables del centro médico, del teatro, al experto en botánica del pueblo, a un miembro de una asociación de vecinos, etc. Hay mucha gente interesante y que tiene cosas que enseñar al resto, incluso dentro de una comunidad pequeña. ¿No puede ser la biblioteca quien ponga en común los distintos saberes de las personas de su entorno? Por otro lado, una biblioteca universitaria puede obtener y socializar conocimiento a partir de expertos en distintos temas que trabajan en la propia universidad. No siempre es sencillo que alguien de un departamento determinado sepa en qué están trabajando en otro departamento, en otra facultad… ¿qué mejor intermediario que la biblioteca para poner un poco de luz por ese lado?
  4. Reseñas en video de libros, películas o cualquier material del fondo de la biblioteca (o que no esté en el fondo).
  5. Videos de todas las actividades que se llevan a cabo en la biblioteca y, por qué no, en otras entidades de interés.
  6. Videos sobre curiosidades o utilidades que pueden encontrarse en el fondo de la biblioteca. Por ejemplo, la explicación de qué significa la expresión deuce puede servir para introducir un libro sobre el tenis al tiempo que el usuario interesado ya está aprendiendo algo nuevo.
  7. Videos enseñando a realizar cosas de todo tipo. En ese sentido, creo que el listado de videos sobre cocina local de las Biblioteques del Maresme es excelente y puede usarse como ejemplo para muchos otros temas: manualidades, bricolaje…

Son siete propuestas y, como he dicho, podrían ser muchas más. Creo que serían un gran complemento a los ejemplos reales mostrados, y que adoptarlas ayudaría a las bibliotecas a posicionarse delante de los usuarios como un agente moderno, dinámico y, sobre todo, útil. En general, una persona no acude a la biblioteca porque necesita acudir a la biblioteca sino por algo que puede conseguir en ella. La biblioteca suele ser consciente de ello, pero en mi opinión a veces en los medios sociales de internet lo olvida y adopta un papel demasiado bibliocéntrico (que interesa a otros bibliotecarios, pero no siempre a los usuarios). Lo que intenta mi aportación es precisamente desplazar el centro de gravedad de las actividades en Youtube hacia las necesidades de esos usuarios y hacia el contenido de la biblioteca, y no tanto hacia (o por lo menos complementando) el continente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s