¿Qué es esto?

Un archivo

Hola, soy Javier Leiva Aguilera y este espacio es el archivo de los contenidos que publiqué en mi blog entre 2010 y julio de 2015, cuando decidí hacer borrón y cuenta nueva en mi espacio principal javierleiva.com.

¿Por qué hacer borrón y cuenta nueva?

Publico en blogs desde 2003 y a lo largo de estos años mi vida, y yo mismo, hemos cambiado mucho. No quiero renunciar (ni mucho menos) a lo que he hecho en el pasado, pues todo ayuda a la construcción personal, pero creo que a veces está bien hacer balance, marcar una especie de linea de separación e intentar continuar la vida con energías renovadas y aire un poco más fresco. Uno de esos momentos fue para mi el verano de 2015.

No es la primera vez

Además de este archivo blog que estás ahora mismo visitando, tengo otro correspondiente a años anteriores (2003-2009). Se llama Bibliotecario desordenado. Si te interesa más mi presente, serás muy bienvenido en javierleiva.com.

Anuncios

Balance muy positivo de #fesabid13

Acreditación de FEsabid 2013Escribo este post en el tren de regreso a casa desde Toledo, donde como anunciaba en un post anterior he estado participando en la organización de las XIII Jornadas Españolas de Documentación (FESABID 2013).

Mi tarea ha sido organizar y poner en práctica toda la parte de comunicación, en la que el protagonismo máximo ha estado en la parte online. Empecé a trabajar en ello en noviembre de 2012 y han sido unos meses de intensidad creciente hasta las semanas previas al congreso (muy intensas) y los días en que se ha llevado a cabo (intensidad cercana al colapso ;-). Ahora el trabajo todavía no está acabado pero el camino ya es de bajada: tocará recopilar y publicar materiales, realizar análisis detallados, etc. Todo sin la presión de que los días del congreso salgan bien y nada falle por ese lado.

Mi percepción es que todo ha ido muy bien, y algunos datos que hemos publicado en el blog del congreso parecen corroborarlo. El día de la bienvenida en el Museo Victorio Macho hubo algunas personas que se acercaron a felicitarme por la tarea de difusión previa, y durante y después del congreso también he visto bastantes mensajes de felicitaciones (algunos dirigidos a mi o a Fesabid, y otros que he visto pasando al vuelo). Seguro que no se ha hecho todo bien, pero creo que lo positivo gana por goleada a lo negativo que pueda haber. De todos modos, estaré atento a las evaluaciones de los asistentes para saber cuáles son los puntos que se pueden mejorar en mi area de responsabilidad.

En las dos ediciones anteriores del congreso de Fesabid he llevado también el apartado de comunicación, y además he realizado intervenciones dentro del programa científico. En esta edición preferí no hacer ninguna propuesta en ese sentido e intentar aprovechar los pocos espacios libres que tuviera para hablar con colegas e intentar explorar posibilidades profesionales de colaboración. Los congresos son uno de los mejores lugares para hacer eso, y en otras ocasiones no he podido hacerlo por llenarme demasiado la agenda (que además ya se llena por si sola con lo de la organización :-).

El caso es que he podido hablar con bastante gente y además he tenido la agradable sorpresa de comprobar que varias personas y empresas tenían de hecho mucho interés en hablar conmigo durante estos días, también para aprovechar mi experiencia en favor de sus propios proyectos, y se han acercado hasta mi por iniciativa propia. Por lo tanto, regreso con un documento lleno de notas donde se dibujan las primeras lineas de posibles alianzas importantes para el futuro, lo cual me tiene muy contento. Ahora habrá que reflexionar, seguir hablando, madurarlo todo bien y terminar en concreciones. Pero los proyectos terminados suelen empezar de esta manera, así que se vislumbran caminos apetecibles en los que espero poder realizar aportaciones valiosas.

En el lado menos positivo de la balanza pondría que, pese a los esfuerzos que haga en estas citas, siempre me falta tiempo para llegar a todo. Estoy contento porque he conocido en persona a algunos colegas con los que mantenía contacto internetero desde hace tiempo, y también porque he visto de nuevo a algunas personas muy apreciadas con las que solo coincido en eventos de este tipo. Pero a este apartado no le he podido dedicar el tiempo que hubiera deseado y queda pendiente para una próxima cita en la que vaya algo más descargado de trabajo. Pero bueno, ya se sabe: no se puede tener todo…

Fesabid 2013 | Photocall

Recomendación final: si vais a Toledo, id a hacer un poco de deporte por la Senda Ecológica del Tajo. Merece mucho la pena.

Toledo | Senda Ecológica del Tajo

Estaré en Fesabid 2013

Esta semana llega una de las citas clásicas para los profesionales de la información: las Jornadas de Fesabid. Será en Toledo desde el jueves por la tarde hasta el sábado.

Yo voy a estar allí como estuve en las cuatro ediciones anteriores, y esta va a ser la tercera seguida en que estoy directamente trabajando en los temas de comunicación del congreso. En una etapa anterior también había trabajado en la organización del evento, pero desde otra perspectiva: fue el año que estuve trabajando en el despacho de la Federación, en Madrid.

Mis congresos de Fesabid suelen ser frenéticos y normalmente no puedo prodigarme demasiado en el apartado social. Es quizá la única pega, aunque se compensa porque el trabajo que hago allí me gusta mucho. De todos modos sigue siendo la gran cita para encontrarse con colegas del sector de la Información y la Documentación y me apetece ver a un montón de gente con la que habitualmente solo tengo contacto a distancia. Así que si alguien va a estar y quiere pegarme un toque, intentamos buscar un hueco y tomar un café, o aunque sea charlamos unos minutos. ¡Aunque no nos conozcamos todavía! 😉

El toque me lo puedes pegar de varias formas:

Fesabid 2013

Trailwalker Intermon Oxfam 2013: 24h16′

Trailwalker Intermon Oxfam 201324 horas y 16 minutos fue el tiempo que los Wacky Walkers empleamos en cubrir los 101,2km que hay entre Olot y Sant Feliu de Guíxols. Un día entero de andar y solo parar para comer e intentar darle mimos a las heridas que el camino te va dando a cambio de los pasos.

24 horas andando son muchas horas y dan para un poco de todo: nervios, ilusión, fuerza, cansancio, dolor, alegría, emoción… todo bien combinado y sin un orden preestablecido. En el equipo fuimos alternando y creo que cuando uno estaba peor, el resto iba aguantando. En ningún momento nos vimos todos con el ánimo bajo al mismo tiempo, y creo que eso fue clave para que hayamos conseguido llegar al completo a la meta.

Para mi, los dos momentos más difíciles han sido estos:

  • Los kilómetros previos a llegar a Girona: era donde íbamos a cenar, así que apetecía, pero sobre todo lo que me ocurría es que tenía la parte superior del pie derecho irritada y sentía bastante dolor a cada paso. En Girona me puse una venda que no acabó con el dolor pero lo mitigó bastante.
  • Entre Cassà de la Selva y Llagostera: en Cassà descansamos unos minutos, me enfrié mucho y no pude entrar en calor hasta que salió el sol y empezó a calentar. También tenía sueño, y además el tramo hasta Llagostera es pesado porque ves el pueblo mucho antes de llegar a él y se hace eterno. Así que me puse las manos en los bolsillos, enfoqué el frontal hacia el suelo e intenté dormitar sin caer mientras avanzaba.

En cambio, he tenido ratos muy buenos. Los primeros 30 kilómetros pasaron sin dificultad y tuvieron un gran premio con la visita de mi familia mientras almorzábamos en Amer. De ahí hasta Girona el único problema fue la irritación del pie, que me amargó las tres o cuatro horas de antes de la cena. Después de Girona y hasta Cassà me sentí pletórico de fuerzas. De hecho me avancé unos metros al grupo, apagué el frontal e hice buena parte de esos 15 kilómetros solo con la luz que me daba la luna. Lo pasé bien, y además me entretuve en escuchar a los pájaros trinar sin parar durante toda la noche. Al parecer es cosa de la primavera…

Los últimos 20 kilómetros son difíciles porque ya estás hasta el gorro de andar, así que se trataba de resistir sin florituras. Y lo hicimos 🙂

Si pienso en global, me ha ido mucho mejor de lo que esperaba aunque hayamos tardado más de lo que habíamos ideado (optimistas, ¡ja!). He tenido dolores y malos ratos, pero he llegado bastante entero. Creo que una de las claves, además de una buena preparación previa, ha sido comer como una lima los días previos y durante las 24 horas de caminata (muy agradecido al equipo de soporte, que nos daba comida a espuertas). Hoy, el día después… solo con leves agujetas y muy bien en general aunque con intervalos perezosos.

Gràcies, companys!!

Trailwalker Intermon Oxfam 2013

Si queréis ver más fotos, en Google Plus: Fotos de la Trailwalker Intermon Oxfam 2013.

Llegó la hora: Trailwalker Intermon Oxfam #TWIO

Mañana es la Trailwalker. Hace dos meses comenté que iba a participar en la prueba y además de explicar de qué iba os pedía colaboración para recaudar los 1.500 euros necesarios para participar (que van aparte de los 200 de inscripción y que sirven para ayudar a la región africana de Sahel).

Bueno, pues ya hace unos días que conseguimos llegar a esa cantidad de dinero y de hecho hemos recaudado algo más y lo hemos donado a otros equipos que todavía no habían llegado para que pudieran participar en el reto.

Quiero hacer llegar un gran agradecimiento a todos los que nos habéis apoyado en esto. MUCHAS GRACIAS, de verdad, a los que conozco personalmente y a los que no, a los que habéis apoyado con nombre y apellidos y a los que habéis preferido hacerlo de forma anónima. Todo va a los proyectos de Intermon Oxfam y estará bien empleado.

Y… bueno, mañana es el día. A las 10 de la mañana empezaremos a caminar en Olot y tendremos por delante 100 kilómetros hasta llegar a Sant Feliu de Guíxols. El reto es grande y seguro que habrá momentos buenos pero también algunos malos. Esperamos tener fuerza y moral para aguantar esos últimos y disfrutar los primeros para completar toda esta aventura hasta el final. Nos daremos apoyo entre los que caminamos y tendremos los mimos del equipo de soporte.

Estoy nervioso porque la cosa está muy cerca, pero creo que estoy preparado tanto en la parte física como en la mental. Después pueden surgir problemas no previstos, pero el trabajo previo está hecho y he entrenado, descansado y comido bien o al menos tan bien como he sabido. Ahora, a por ello y a disfrutar del camino.

Samarreta Wacky Walkers per a la Trailwalker Intermon Oxfam

ISSN en los blogs: sí, se pudo

Esta lucha mía solo la recordaréis los que me conocéis desde hace tiempo. Desde 2006, en concreto, cuando intenté sin éxito conseguir un número ISSN (International Standard Serial Number) para mi blog porque consideraba que cumplía las condiciones. La información sobre ello la podéis leer en las siguientes notas:

Entre el primero y el último hay un espacio de casi medio año, así que el tema fue duradero y le dediqué energías. Pero después me di por vencido y ya me había olvidado de ello, hasta el punto de que hoy en día no tengo ningún interés en tener un ISSN en el blog. No obstante, Carlos Fernández dejó hace un par de días un comentario en mi post de celebración de diez años como bloguero que devolvió el tema a mi cabeza. Dice así:

Descubrí tu blog buscando información sobre la posibilidad de que los blogs tuvieran ISSN. En aquel momento leyendo tu experiencia no llegué a intentarlo para el mío, pero ahora sí y me lo han otorgado sin demasiada dificultad. Seguramente es historia ya pasada para ti pero creo que ya hay bastantes blogs con ISSN y quizás merecería un comentario por tu parte, ya que fuiste pionero en este tema.

Y efectivamente, podéis leerlo en su blog (cuyo ISSN es 2255-5544): ¡Habemus ISSN!

Dudo que mi lucha de entonces haya aportado nada al hecho de que hoy se otorguen ISSN a los blogs, pero sea como sea parece que así es. Así que dos cosas:

  • Me alegro mucho 🙂
  • Felicidades Carlos, y gracias por tomarte la molestia de venir a darme la noticia.

Diez años de expresión a través de blogs

Han pasado diez años ya… el 17 de febrero de 2003, en Savigny Sur Orge (donde vivía en aquel momento), descubría lo que era un blog y al poco rato ya tenía el primer artículo del mio propio. Por si apetece leer sobre arqueología bloguera, en 2005 escribí una nota sobre mis primeros tiempos en esta historia 😉

Si quisiera trazar una linea de una década sin levantar la punta del lápiz, diría que aquel blog es el mismo que este. Ha cambiado de nombre, ha tenido épocas mejores y peores, momentos más productivos y otros más lánguidos… pero aunque aquel Javier y el de hoy sean muy diferentes en algunas cosas, siento que lo que escribo hoy en este editor de WordPress se graba en un disco mental cercano a lo que entonces escribí en Frontpage y subí a un espacio en el extinto Geocities.

A día de hoy no veo el fin de mi relación con los blogs. Tampoco sé si este javierleiva.info va a ser el espacio para siempre, porque no ha sido el único hasta ahora, no lo es en este momento y puede que no lo sea en el futuro. Eso no importa, pues en cada momento he tenido la necesidad de expresarme en torno a un interés concreto, a un formato, a una inquietud, a una necesidad profesional, etc., y siempre he encontrado el modo de hacerlo y sin importar en realidad si lo que empezaba era para siempre… porque sé que nada lo es.

Me he puesto a intentar recordar todos los blogs en los que he participado, como autor único o en grupo, y soy incapaz de recordarlo porque han sido decenas. Sí me acuerdo de Fotobid (mi primer blog de fotos), del blog que como profe monté para una asignatura de la universidad y que me trajo buenos amigos que hasta entonces no eran más que alumnos (y yo no era más que profe, ojo), de… que más da: muchos.

Me acuerdo más de los que tengo ahora, pero aunque quizá sorprenda tampoco tengo claro del todo cuántos son. La razón es que algunas veces inauguro espacios porque se me ocurre expresar ciertas cosas… y los termino olvidando hasta que la misma necesidad regresa a mi mente… y con ella aquel blog perdido. Puedo citar Mover el Bigote, Wacky Walkers, 30 segundos, ifonetos y quizá algunos más.

El caso es que hay muchas herramientas de expresión en internet, pero creo a la hora de decidirme por una que sea versátil a la hora de comunicar de forma estable a lo largo del tiempo los blogs siguen sin tener rival. Hay otros lugares más inmediatos, o más masivos, pero no me permiten plasmar tan bien las reflexiones y de forma tan diversa como los blogs.

Son diez años y (si sigo por el mundo) seguramente serán todavía algunos más por estos espacios de bits. Que por aquí, y por los vuestros, nos veamos. Gracias a los blogs.