Una semana en Guatemala

Antigua Guatemala | Bibliotecas en el mundo digital | Foto de grupo

Llevo una semana en la preciosa ciudad de Antigua, donde he participado como coordinador y docente en una nueva edición del taller Bibliotecas en el mundo digital. Se ha celebrado en el centro de formación de AECID y ha contado con alumnos que trabajan en bibliotecas de Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Panamá y Cuba.

Como ya he explicado otras veces, la intención de estos talleres es trabajar en varios frentes:

  • La propia formación directa de los profesionales durante el desarrollo del taller.
  • Multiplicación de los talleres: los alumnos deberán convertirse en talleristas para trasladar lo aprendido a su entorno.
  • Realización de un proyecto que aporte mejoras en el lugar de trabajo usando las herramientas y estrategias que se tratan en nuestro taller.

El taller se organiza desde la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria y bajo la coordinación de IFLA LAC. Hablaron sobre el tema en el propio blog de IFLA LAC.

Una vez más, tomar contacto con personas de países latinoamericanos me da nuevas perspectivas, y me voy a ir de Guatemala muy feliz por haber podido conocer a personas de muy buen trato y con las que he podido compartir mucho más allá del propio contenido profesional del taller. En ese sentido, un punto muy positivo es que la organización nos suele alojar a todos en el mismo hotel, con lo cual uno termina compartiendo desayunos, clases, paseos por la ciudad, cenas y otros momentos de socialización.

Sobre momentos de socialización, uno que me pareció muy especial en estos días fue cuando buscamos un balón y unos cuantos estuvimos jugando a fútbol. Como los lectores imaginarán viendo la siguiente foto (que pena que salió algo borrosa), estamos hechos unos magos del balón 😛

Antigua Guatemala | Bibliotecas en el mundo digital | Los magos del balón

La verdad es que fue una semana donde el deporte tuvo bastante protagonismo: el fútbol, la carrera del domingo, alguna caminata de buena mañana… también muy contento por ese lado.

En resumen, llegué a Guatemala para impartir un taller y me voy con un nuevo grupo de amigos con el que espero no perder contacto. En eso ayudarán las redes sociales, seguro, aunque espero que haya nuevas oportunidades de encuentro presencial en el futuro. Cuba, Panamá, Costa Rica, El Salvador… no suenan mal como nuevos lugares para visitar, ¿verdad? 😉

Mención final para el otro profe, Fernando. Un amigo con el que hemos establecido una relación de confianza que va mucho más allá de lo profesional. Un día acabarán los talleres, uno de los viajes al lado americano del charco será el último… pero creo que esa amistad quedará. Es un buen tipo.

Antigua Guatemala | Bibliotecas en el mundo digital | Los profesores

Antigua Guatemala | Bibliotecas en el mundo digital | Volcán de Agua

Antigua Guatemala | Bibliotecas en el mundo digital | Arco de Santa Catalina

Anuncios

AntiguaRun, Barista Coffee Cup 2013

Una de las cosas que hago cuando viajo es buscar si durante los días que voy a pasar en el lugar de mi destino se celebra alguna carrera o caminata. Creo que es una manera bonita de integrarse en algo donde solo suele participar la comunidad local.

AntiguaRun, Barista Coffee Cup 2013

Pero no es fácil que coincidan las fechas. Por ejemplo, cuando estuve en Cartagena de Indias había una carrera justamente el día y hora en que yo tenía que irme al aeropuerto para regresar a casa. De hecho, llegué con el tiempo muy justo para facturar precisamente por el taco de tráfico que se montó al estar muchas calles cortadas por la carrera.

En cambio, sí que pude participar en la Leitzako Herri Krossa aprovechando que estaba por el norte en una sesión presencial del curso de Gestor y mediador de la información. También tuve la fortuna de poder terminar una carrera en el Estadio Olímpico de México: fue en la Aquí Nadie se Rinde.

Hoy he tenido otra de esos golpes de suerte. Anoche llegué a Antigua Guatemala para un nuevo taller de Bibliotecas en el Mundo Digital (ya es el quinto), y justo esta mañana se celebraba la AntiguaRun, Barista Coffee Cup 2013. La oportunidad era única, pues se trata de una carrera de 15 kilómetros que se realiza dentro de una finca privada de cafetales. Tremendo lo de correr por caminos rodeados de plantas de café, en la Finca Retana (preciosa)

Los 15 kilómetros (que por mi GPS han sido 16) consistían en dos vueltas a un circuito por la finca. Para mi 15km es bastante, y si sumamos las 20 horas de viajes de ayer (13 en avión, el resto en aeropuertos) y que esta noche he dormido pocas horas… pues la verdad es que no tenía claro que fuera a aguantar. Hasta el kilometro 9 o así he ido bien, y después ya he empezado a hablar solo de vez en cuando… 😉

Pero bueno, he ido aguantando y aunque los últimos dos km se me han hecho largos he superado el reto. Contentísimo 🙂

2013-11-17 07.34.41

Quiero agradecer el excelente trato a la organización. La inscripción era presencial y por motivos obvios yo no podía hacerla, así que les escribí y me dieron todas las facilidades. Hoy, además, me han tratado fantásticamente bien. Por cierto, una anécdota curiosa: al hacer la inscripción no recordaban mi nombre y pusieron que me llamo Edgar Melgar Valenzuela. Que cosas 😀

No es fácil que ocurra, pero si en otra ocasión coinciden viaje a Antigua y esta carrera… seguro que repito.

2013-11-17 07.43.38

2013-11-17 07.44.27

2013-11-17 10.21.43

2013-11-17 10.27.41

2013-11-17 06.23.58-1

Matagalls-Vic 2013

Ayer participé en la caminata Matagalls-Vic, que organiza la Unió Excursionista Vic. Fui junto al resto de Wacky Walkers, que no nos habíamos encontrado desde la Intermon Oxfam Trailwalker.

El recorrido suele ser de 35km, pero este año al parecer la organización tuvo que recortarlo un poco por algún problema en una finca de paso. Nosotros, como para compensar, nos perdimos e hicimos 4km más que el resto… la causa fue que en un momento determinado no vimos una banderola de indicación y seguimos recto… hasta que encontramos la carretera que lleva a Viladrau. Al regresar sobre nuestros pasos nos encontramos a los de la organización retirando la banderola que nos habíamos saltado, así que un par de minutos más tarde y ya hubiera sido imposible encontrar el camino correcto. ¡Uf!

Total, que nos quedamos los últimos y tuvimos que remontar 😉

Fue una experiencia divertida. Ahora a pasar un par de días sin muchos esfuerzos físicos para recuperar bien.

Matagalls-Vic 2013

Matagalls-Vic 2013

Matagalls-Vic 2013

Viaje a México: una semana bastante completa

En junio estuve una semana en Ciudad de México impartiendo una nueva edición del taller Bibliotecas en el mundo digital. Se trata de un peldaño más en el bonito proyecto que me ha llevado varias veces a Latinoamérica en los últimos tiempos. No quiero repetirme explicando de nuevo en qué consiste el proyecto, si no lo sabes y te interesa te invito a leerlo en el post que publiqué a propósito de la edición en Perú.

Como en todas las ediciones hasta ahora, el taller salió muy bien y pudimos conocer a un gran grupo de profesionales. Ayer mismo entregamos el informe de docencia a los organizadores y hemos incluido propuestas de mejora, algunas creemos que bastante ambiciosas. Como siempre, un placer también compartir experiencia con Fernando.

Ciudad de México | UNAM | Participantes en el taller "Bibliotecas en el mundo digital"
Participantes delante de un mural, en la UNAM

En estos viajes la mayor parte del tiempo se pasa trabajando y recuperando el cuerpo después de un viaje largo y cansado. No obstante, hay algunos espacios libres que hay que intentar aprovechar al máximo.

Semanas antes del viaje estuve mirando si por casualidad encontraba alguna convocatoria de carrera o caminata que coincidiera con alguno de los momentos libres, y encontré una ocasión ideal justo para la mañana siguiente a mi llegada: la 6a Carrera Aquí Nadie se Rinde. Se celebraba solo 12 horas después de mi llegada al país (viaje eterno + cambio horario), pero me gustó porque el recorrido parecía bonito, terminaba en el Estadio Olímpico y encima estaba organizada por una asociación que lucha contra el cáncer infantil. Así que me animé y me inscribí a la modalidad de 5 kilómetros por prudencia, ya que no sabía si los 2300 metros de altitud de México DF me iban a pasar factura.

6a Carrera Aquí Nadie se Rinde (Ciudad de México)
En el Estadio Olímpico, después de la llegada

Al final corrí sin problemas por la altitud ni por el cansancio (por la tarde ya me costó algo más mantenerme despierto), y tampoco tuve demasiado dolor en una fisura que me hice en un dedo del pie pocos días antes del viaje. Respecto a la carrera, quiero agradecer a los organizadores el trato que me dieron, ya que cuando se enteraron de que iba a participar siendo de tan lejos quisieron conocerme para agradecérmelo (no hacia falta, pero es un bonito detalle) y para explicarme su trabajo (mucho, y valioso). También en este punto envío un abrazo y agradezco especialmente toda la ayuda y atención prestada a Saúl Equihua, quien me hizo el favor sin conocerme de realizar las gestiones presenciales obligatorias antes de la carrera, y después se preocupó en todo momento de cómo nos iba la semana para finalizar llevándonos de turismo el último día antes del regreso.

6a Carrera Aquí Nadie se Rinde
Con Saúl y con Karla.Ambos corrieron conmigo

En el apartado turístico, muy contento de haber podido visitar las Pirámides de Teotihuacan y de haber podido subir hasta lo más alto de la Pirámide del Sol y, parcialmente, a la de la Luna (no te dejan hasta arriba). El lugar es enorme y merece mucho la pena, pero un consejo: no llevéis la cabeza descubierta, especialmente si no tenéis pelo como es mi caso 🙂

Teotihuacan | Pirámide del Sol y Calzada de los Muertos
Pirámide del Sol y Calzada de los Muertos

Ya en un plano más festivo, tuvimos la oportunidad de disfrutar de una agradable cena con mariachis con algunos compañeros de profesión que viven en el DF e, inevitablemente, de tomar tequila (solo un chupito, aquí somos gente comedida ;-).

Para terminar comento el apartado gastronómico de la semana porque, sin estar en el guión previo al viaje, se convirtió en una experiencia bastante rompedora para mi. Y es que, dejando de lado el tema del picante, que es una constante en México a la cual no es fácil escapar, el viaje me sirvió para probar gusanos y saltamontes (chapulines, se llaman allí). Prejuicios aparte, que los tenía, la verdad es que no están mal y de entre los dos creo que me quedaría con los gusanos. A ver si tengo tiempo pronto de escribir las reseñas en Mover el Bigote.

México | Cena con mariachis
Posando con Rosita (nombre inventado) después de la cena

México | Gusanos de Maguey
Gusanos de Maguey

México | Chapulines
Chapulines y yo

Creo que solo me faltó vivir un terremoto, pero para eso no tengo ninguna prisa…

Balance muy positivo de #fesabid13

Acreditación de FEsabid 2013Escribo este post en el tren de regreso a casa desde Toledo, donde como anunciaba en un post anterior he estado participando en la organización de las XIII Jornadas Españolas de Documentación (FESABID 2013).

Mi tarea ha sido organizar y poner en práctica toda la parte de comunicación, en la que el protagonismo máximo ha estado en la parte online. Empecé a trabajar en ello en noviembre de 2012 y han sido unos meses de intensidad creciente hasta las semanas previas al congreso (muy intensas) y los días en que se ha llevado a cabo (intensidad cercana al colapso ;-). Ahora el trabajo todavía no está acabado pero el camino ya es de bajada: tocará recopilar y publicar materiales, realizar análisis detallados, etc. Todo sin la presión de que los días del congreso salgan bien y nada falle por ese lado.

Mi percepción es que todo ha ido muy bien, y algunos datos que hemos publicado en el blog del congreso parecen corroborarlo. El día de la bienvenida en el Museo Victorio Macho hubo algunas personas que se acercaron a felicitarme por la tarea de difusión previa, y durante y después del congreso también he visto bastantes mensajes de felicitaciones (algunos dirigidos a mi o a Fesabid, y otros que he visto pasando al vuelo). Seguro que no se ha hecho todo bien, pero creo que lo positivo gana por goleada a lo negativo que pueda haber. De todos modos, estaré atento a las evaluaciones de los asistentes para saber cuáles son los puntos que se pueden mejorar en mi area de responsabilidad.

En las dos ediciones anteriores del congreso de Fesabid he llevado también el apartado de comunicación, y además he realizado intervenciones dentro del programa científico. En esta edición preferí no hacer ninguna propuesta en ese sentido e intentar aprovechar los pocos espacios libres que tuviera para hablar con colegas e intentar explorar posibilidades profesionales de colaboración. Los congresos son uno de los mejores lugares para hacer eso, y en otras ocasiones no he podido hacerlo por llenarme demasiado la agenda (que además ya se llena por si sola con lo de la organización :-).

El caso es que he podido hablar con bastante gente y además he tenido la agradable sorpresa de comprobar que varias personas y empresas tenían de hecho mucho interés en hablar conmigo durante estos días, también para aprovechar mi experiencia en favor de sus propios proyectos, y se han acercado hasta mi por iniciativa propia. Por lo tanto, regreso con un documento lleno de notas donde se dibujan las primeras lineas de posibles alianzas importantes para el futuro, lo cual me tiene muy contento. Ahora habrá que reflexionar, seguir hablando, madurarlo todo bien y terminar en concreciones. Pero los proyectos terminados suelen empezar de esta manera, así que se vislumbran caminos apetecibles en los que espero poder realizar aportaciones valiosas.

En el lado menos positivo de la balanza pondría que, pese a los esfuerzos que haga en estas citas, siempre me falta tiempo para llegar a todo. Estoy contento porque he conocido en persona a algunos colegas con los que mantenía contacto internetero desde hace tiempo, y también porque he visto de nuevo a algunas personas muy apreciadas con las que solo coincido en eventos de este tipo. Pero a este apartado no le he podido dedicar el tiempo que hubiera deseado y queda pendiente para una próxima cita en la que vaya algo más descargado de trabajo. Pero bueno, ya se sabe: no se puede tener todo…

Fesabid 2013 | Photocall

Recomendación final: si vais a Toledo, id a hacer un poco de deporte por la Senda Ecológica del Tajo. Merece mucho la pena.

Toledo | Senda Ecológica del Tajo

Trailwalker Intermon Oxfam 2013: 24h16′

Trailwalker Intermon Oxfam 201324 horas y 16 minutos fue el tiempo que los Wacky Walkers empleamos en cubrir los 101,2km que hay entre Olot y Sant Feliu de Guíxols. Un día entero de andar y solo parar para comer e intentar darle mimos a las heridas que el camino te va dando a cambio de los pasos.

24 horas andando son muchas horas y dan para un poco de todo: nervios, ilusión, fuerza, cansancio, dolor, alegría, emoción… todo bien combinado y sin un orden preestablecido. En el equipo fuimos alternando y creo que cuando uno estaba peor, el resto iba aguantando. En ningún momento nos vimos todos con el ánimo bajo al mismo tiempo, y creo que eso fue clave para que hayamos conseguido llegar al completo a la meta.

Para mi, los dos momentos más difíciles han sido estos:

  • Los kilómetros previos a llegar a Girona: era donde íbamos a cenar, así que apetecía, pero sobre todo lo que me ocurría es que tenía la parte superior del pie derecho irritada y sentía bastante dolor a cada paso. En Girona me puse una venda que no acabó con el dolor pero lo mitigó bastante.
  • Entre Cassà de la Selva y Llagostera: en Cassà descansamos unos minutos, me enfrié mucho y no pude entrar en calor hasta que salió el sol y empezó a calentar. También tenía sueño, y además el tramo hasta Llagostera es pesado porque ves el pueblo mucho antes de llegar a él y se hace eterno. Así que me puse las manos en los bolsillos, enfoqué el frontal hacia el suelo e intenté dormitar sin caer mientras avanzaba.

En cambio, he tenido ratos muy buenos. Los primeros 30 kilómetros pasaron sin dificultad y tuvieron un gran premio con la visita de mi familia mientras almorzábamos en Amer. De ahí hasta Girona el único problema fue la irritación del pie, que me amargó las tres o cuatro horas de antes de la cena. Después de Girona y hasta Cassà me sentí pletórico de fuerzas. De hecho me avancé unos metros al grupo, apagué el frontal e hice buena parte de esos 15 kilómetros solo con la luz que me daba la luna. Lo pasé bien, y además me entretuve en escuchar a los pájaros trinar sin parar durante toda la noche. Al parecer es cosa de la primavera…

Los últimos 20 kilómetros son difíciles porque ya estás hasta el gorro de andar, así que se trataba de resistir sin florituras. Y lo hicimos 🙂

Si pienso en global, me ha ido mucho mejor de lo que esperaba aunque hayamos tardado más de lo que habíamos ideado (optimistas, ¡ja!). He tenido dolores y malos ratos, pero he llegado bastante entero. Creo que una de las claves, además de una buena preparación previa, ha sido comer como una lima los días previos y durante las 24 horas de caminata (muy agradecido al equipo de soporte, que nos daba comida a espuertas). Hoy, el día después… solo con leves agujetas y muy bien en general aunque con intervalos perezosos.

Gràcies, companys!!

Trailwalker Intermon Oxfam 2013

Si queréis ver más fotos, en Google Plus: Fotos de la Trailwalker Intermon Oxfam 2013.

Llegó la hora: Trailwalker Intermon Oxfam #TWIO

Mañana es la Trailwalker. Hace dos meses comenté que iba a participar en la prueba y además de explicar de qué iba os pedía colaboración para recaudar los 1.500 euros necesarios para participar (que van aparte de los 200 de inscripción y que sirven para ayudar a la región africana de Sahel).

Bueno, pues ya hace unos días que conseguimos llegar a esa cantidad de dinero y de hecho hemos recaudado algo más y lo hemos donado a otros equipos que todavía no habían llegado para que pudieran participar en el reto.

Quiero hacer llegar un gran agradecimiento a todos los que nos habéis apoyado en esto. MUCHAS GRACIAS, de verdad, a los que conozco personalmente y a los que no, a los que habéis apoyado con nombre y apellidos y a los que habéis preferido hacerlo de forma anónima. Todo va a los proyectos de Intermon Oxfam y estará bien empleado.

Y… bueno, mañana es el día. A las 10 de la mañana empezaremos a caminar en Olot y tendremos por delante 100 kilómetros hasta llegar a Sant Feliu de Guíxols. El reto es grande y seguro que habrá momentos buenos pero también algunos malos. Esperamos tener fuerza y moral para aguantar esos últimos y disfrutar los primeros para completar toda esta aventura hasta el final. Nos daremos apoyo entre los que caminamos y tendremos los mimos del equipo de soporte.

Estoy nervioso porque la cosa está muy cerca, pero creo que estoy preparado tanto en la parte física como en la mental. Después pueden surgir problemas no previstos, pero el trabajo previo está hecho y he entrenado, descansado y comido bien o al menos tan bien como he sabido. Ahora, a por ello y a disfrutar del camino.

Samarreta Wacky Walkers per a la Trailwalker Intermon Oxfam